Pasar al contenido principal

La gente pierde mucho dinero con las estafas perpetradas por teléfono, y a veces, pierde los ahorros de toda su vida. Los estafadores han imaginado incontables maneras de engañar a la gente por teléfono para quitarle su dinero. En algunas estafas, actúan de manera amigable y servicial. En otras, lo podrían amenazar o tratar de asustarlo. Una cosa con la que puede contar es que un estafador que opera por teléfono intentará obtener su dinero o su información personal para cometer robo de identidad. No le dé ni su dinero ni su información personal. Esto es lo que necesita saber.

Cómo reconocer una estafa por teléfono

Las estafas por teléfono se presentan de varias maneras, pero en todas las variantes los estafadores suelen hacer promesas y amenazas similares o pedirle ciertos métodos de pago. A continuación, encontrará información útil para reconocer una estafa por teléfono.

No hay ningún premio

La persona que llama podría decirle que fue “seleccionado” para participar de un ofrecimiento o que se ganó el premio de una lotería. Pero si tiene que pagar para recibir el premio, entonces no es un premio.

No lo arrestarán

Los estafadores podrían hacerse pasar por funcionarios de seguridad o de una agencia federal. Podrían decirle que si no paga de inmediato ciertos impuestos o alguna otra deuda lo arrestarán, lo multarán o deportarán. El objetivo es asustarlo para que pague. Pero los verdaderos funcionarios de seguridad y de agencias federales no lo llamarán para amenazarlo.

No es necesario que se decida ya

La mayoría de los negocios que operan legítimamente le darán tiempo para pensar acerca de su ofrecimiento y para recibir información por escrito antes de pedirle que se comprometa a algo. Tómese su tiempo. No se deje presionar para tomar una decisión en el acto.

Nunca hay una buena razón para enviar dinero en efectivo ni para pagar con una tarjeta de regalo

A menudo, los estafadores le pedirán que pague de alguna manera que le dificultará sus posibilidades de recuperar su dinero, por ejemplo, a través de una transferencia de dinero, colocando dinero en una tarjeta de regalo, tarjeta pre-pagada o una tarjeta de recarga de dinero en efectivo, o por medio de una aplicación de transferencias de dinero. Todo aquel que le diga que tiene que pagar de estas maneras es un estafador.

Las agencias del gobierno no llaman a la gente para que confirme su información delicada

Nunca es buena idea darle su información delicada, por ejemplo, su número de Seguro Social, a alguien que lo llame inesperadamente, aunque le diga que trabaja en la Administración del Seguro Social o el IRS.

No debería estar recibiendo todas esas llamadas

Si una compañía está vendiendo algo, necesita contar con su permiso por escrito para efectuar una llamada automática pre-grabada o robocall a su número de teléfono. Y si usted inscribió su número de teléfono en el Registro Nacional No Llame, no debería recibir llamadas de ventas de parte de compañías con las que no tiene una relación comercial previa. Esas llamadas son ilegales. Si alguien ya está infringiendo la ley llamándolo por teléfono, es bastante probable que sea una estafa. Como mínimo, es una compañía con la que no le conviene hacer negocios.

Ejemplos de las estafas por teléfono más comunes

Cualquier estafa se puede perpetrar por teléfono. Pero hay algunos temas comunes preferidos de los estafadores que operan por teléfono:

Estafas de impostores

Un estafador se hace pasar por alguien que le inspira confianza, por ejemplo, por un representante de una agencia del gobierno como la Administración del Seguro Social o el IRS, un familiar, un enamorado o alguien que dice que su computadora tiene un problema. El estafador incluso puede llegar a falsear el nombre o número que aparece en la pantalla de su aparato de identificación de llamadas para tratar de convencerlo.

Estafas de alivio de deudas y reparación de crédito

Los estafadores le ofrecerán una reducción de las tasas de interés de su tarjeta de crédito, una reparación de crédito o una condonación de préstamos estudiantiles si primero acepta pagarle un cargo a la compañía. Pero podría terminar perdiendo su dinero y estropeando su crédito.

Estafas de negocios e inversiones

Estos estafadores podrían llamarlo y prometerle ayuda para iniciar su propio negocio y asesoramiento para negocios, o garantizarle grandes ganancias con una inversión. No se lo crea. Consulte más información sobre la Regla de Oportunidades de Negocio de la FTC, y verifique la legitimidad de las oportunidades de inversión ante el ente regulador del mercado de valores de su estado.

Estafas de caridad

A los estafadores les gusta hacerse pasar por organizaciones de caridad. Las estafas que consisten en solicitar donaciones para esfuerzos de ayuda para víctimas de desastres son especialmente comunes por teléfono. Antes de hacer una donación verifique siempre la reputación de la organización de caridad y no se sienta presionado para hacer la donación por teléfono en el acto antes de investigar.

Garantías extendidas para carros

Los estafadores averiguan qué tipo de carro tiene y cuándo lo compró para poder presionarlo para que pague contratos de servicio demasiado caros o inservibles.

Pruebas “gratis”

Un estafador podría llamarlo para prometerle una prueba gratis pero luego lo inscribirá para enviarle más productos, y a veces son muchos productos, que le facturará todos los meses hasta que usted cancele.

Estafas de préstamos

Entre las estafas de préstamo se incluyen las de préstamos con cargo adelantado que están dirigidas a la gente que tiene un historial de crédito deficiente y que garantizan préstamos o tarjetas de crédito a cambio del pago de un cargo por adelantado. Las entidades de préstamo legítimas no efectúan este tipo de garantías, especialmente si usted tiene una mala calificación de crédito, carece de crédito o se declaró en bancarrota.

Estafas de premios y loterías

En una estafa de premios clásica, un estafador lo llamará y le dirá que se ganó un premio, pero luego le dirá que, para recibirlo, tiene que pagar impuestos, cargos de inscripción o de despacho. Pero después de pagar, usted descubrirá que no existe ningún premio.

Estafas de viajes y tiempo compartido

Los estafadores prometen vacaciones gratis o de bajo costo que pueden terminar costándole un montón de dinero en costos ocultos. Y a veces, después de pagar descubre que no existe ninguna vacación. En las estafas de reventa de unidades de tiempo compartido, los estafadores mienten y le dicen que venderán su tiempo compartido, incluso podrían decir que ya tienen un comprador interesado, si usted les paga primero.

Cómo frenar las llamadas de los estafadores

Cuelgue el teléfono

Si lo están llamando ilegalmente desde una compañía, aunque no sea un estafador, se trata de una compañía con la que no le conviene hacer negocios. Cuando reciba una llamada automática pre-grabada o robocall, no presione ningún número. Al presionar un número, en lugar de hablar con un operador en directo o eliminar su número de teléfono de su lista de llamadas, podría generar más llamadas automáticas pre-grabadas.

Considere las opciones de bloqueo o etiquetado de llamadas

Los estafadores usan internet para hacer llamadas alrededor del mundo. A ellos no les importa que usted esté inscrito en el Registro Nacional No Llame. Es por eso que su mejor defensa contra las llamadas indeseadas es el bloqueo de llamadas. El tipo de tecnología de bloqueo o etiquetado de llamadas que debería usar dependerá del tipo de teléfono: celular, línea fija convencional o una línea particular que funciona en Internet (VoIP). Averigüe qué servicios le ofrece su compañía telefónica y haga una búsqueda en internet para leer comentarios de expertos. Para los teléfonos celulares, también puede consultar los comentarios sobre las distintas aplicaciones de bloqueo de llamadas disponibles en su tienda de aplicaciones en línea.

No confíe en su identificador de llamadas

Los estafadores pueden hacer que aparezca cualquier nombre o número en su identificador de llamadas. Eso se llama manipulación de aparatos de identificación de llamadas o suplantación de origen de llamada entrante, y en inglés se conoce como spoofing. De modo que, aunque parezca que la llamada proviene de una agencia del gobierno como la Administración del Seguro Social o de un número local, podría ser un estafador que lo está llamando desde cualquier parte del mundo.

Obtenga más información sobre las llamadas indeseadas y qué hacer al respecto en ftc.gov/llamadasindeseadas.

Qué hacer si ya le pagó a un estafador

Los estafadores suelen pedir métodos de pago que le dificultarán sus posibilidades de recuperar su dinero. Independientemente del método de pago que usó, lo mejor es actuar lo antes posible.

Si usted le pagó a un estafador con una tarjeta de débito o crédito, es posible que logre cancelar la transacción. Comuníquese inmediatamente con la compañía emisora de su tarjeta de crédito o con su banco. Dígales lo que sucedió y pida que le hagan un “cargo inverso” para revertir los cargos.

Si usted le pagó a un estafador con una tarjeta de regalo, tarjeta pre-pagada o tarjeta de recarga de dinero en efectivo, comuníquese inmediatamente con la compañía que expidió la tarjeta. Dígales que le pagó a un estafador con la tarjeta y pregunte si le pueden reembolsar su dinero. Comuníquese lo antes posible para mejorar las probabilidades de que le devuelvan su dinero.

Si le pagó a un estafador con una transferencia de dinero realizada a través de compañías tales como Western Union o MoneyGram, llame de inmediato a la compañía para reportar el fraude y presentar una queja. Llame al departamento de quejas:

    • MoneyGram al 1-800-MONEYGRAM (1-800-666-3947)
    • Western Union al 1-800-325-6000

Pida que reviertan la transferencia de dinero. Es poco probable que reviertan la transacción, pero es importante que lo pida.

Si le pagó a un estafador con una aplicación de transferencia de dinero, comuníquese con la compañía responsable de esa aplicación. Si la aplicación está vinculada a una tarjeta de crédito o débito, comuníquese primero con la compañía de tarjeta de crédito o con el banco.

Si le permitió acceder remotamente a su computadora a un estafador, actualice el programa de seguridad de su computadora. Luego haga un escaneo y elimine todo lo que el programa identifique como un problema.

Si le dio su nombre de usuario y contraseña a un estafador, cambie inmediatamente su contraseña. Si usa la misma contraseña para otras cuentas o sitios web, cambie también esas contraseñas. Cree una contraseña nueva y sólida.

Si le dio su número de Seguro Social (SSN) a un estafador, visite RobodeIdentidad.gov para averiguar cómo monitorear su informe de crédito para ver si alguien está usando su SSN de manera indebida.

Si lo llama una persona que le ofrece “ayuda” para recuperar el dinero que perdió con una estafa, no le dé dinero ni información personal. Es probable que esté frente a una estafa de reembolso falso.

Reporte las estafas

Si perdió dinero con una estafa por teléfono o si tiene información sobre la compañía o estafador que lo llamó, reporte el incidente en ReporteFraude.ftc.gov.

Si no perdió dinero y tan solo desea reportar una llamada, puede usar nuestro formulario de reporte simplificado disponible en DoNotCall.gov.

Reporte el número de teléfono que aparece en su identificador de llamadas, aunque crea que podría ser falso, y cualquier número al que le hayan dicho que llame. La FTC analiza los datos y tendencias de las quejas para identificar a los responsables de las llamadas ilegales en base a patrones de llamadas. Para rastrear a los estafadores, también usamos alguna información adicional de su reporte, como los nombres o números que le dieron para que usted llame.

Tomamos nota de los números que usted reporta y los publicamos todos los días hábiles. Esto ayuda a las compañías telefónicas y a otros participantes del sector que están trabajando en soluciones de bloqueo y etiquetado de llamadas. Sus reportes también ayudan a las autoridades a cargo del cumplimiento de la ley a identificar a la gente que está detrás de las llamadas ilegales.