Pasar al contenido principal
Cuando muere un pariente, lo último que desean sus familiares en duelo es recibir llamadas de un cobrador de deudas para pedirles que paguen las deudas de su ser querido. A continuación, encontrará información sobre las reglas y sus derechos cuando un cobrador de deudas se comunica con usted para cobrar una deuda de un familiar fallecido.

Lo que hay que saber sobre las deudas de un familiar fallecido

¿Quién es responsable de pagar las deudas de una persona fallecida?

Como regla general, las deudas de una persona no desaparecen cuando muere. Esas deudas se traspasan a la herencia o sucesión del fallecido y se pagan con ese dinero. Conforme a la ley, los familiares generalmente no tienen que pagar las deudas de un pariente fallecido con su propio dinero. Si la herencia no cuenta con suficiente dinero para cubrir la deuda, normalmente queda impaga. Pero hay algunas excepciones a esta regla. Usted puede ser responsable de pagar la deuda si:

  • Co-firmó la obligación, por ejemplo, actuó como firmante conjunto en un préstamo para un carro.
  • Es el cónyuge de la persona fallecida y vive en un estado donde se aplica el régimen de bienes gananciales, por ejemplo, California.
  • Es el cónyuge de la persona fallecida y vive en un estado donde se le exige pagar un tipo específico de deudas, como, por ejemplo, algunos gastos de atención médica.
  • Usted era legalmente responsable de ejecutar la herencia del fallecido y no cumplió con ciertas leyes estatales de sucesiones.

Si tiene preguntas sobre si está legalmente obligado a pagar las deudas de una persona fallecida con su propio dinero, hable con un abogado. Dependiendo de su nivel de ingresos, tal vez pueda acceder a servicios legales gratuitos de parte de una organización de asistencia legal cercana a su domicilio.

¿Quién puede pagar deudas con los bienes de una persona fallecida?

El albacea, que es nombrado por una persona en su testamento para que lo cumplimente después de su muerte, es responsable de pagar las deudas del fallecido.

Si no hay testamento, una corte puede nombrar un administrador, representante personal o sucesor universal, y autorizarlo a ejecutar los asuntos relacionados con los activos del fallecido. En algunos estados, se puede otorgar esa autoridad a otra persona no designada por la corte. Por ejemplo, la ley estatal puede establecer un proceso diferente para que alguien se convierta en el representante de la sucesión aunque no haya sido designado formalmente por la corte.

¿Un cobrador de deudas puede hablar con un familiar acerca de la deuda de una persona fallecida?

La ley protege a la gente, incluidos los familiares, contra los cobradores de deudas que usan prácticas abusivas, desleales o engañosas para tratar de cobrar una deuda.

Conforme a la Ley de Cobranza Imparcial de Deudas (FDCPA), los cobradores pueden comunicarse y hablar sobre las deudas pendientes de un fallecido con las siguientes personas:

  • El cónyuge.
  • Padre, madre o padres, si la persona fallecida era menor de edad, lo cual generalmente se considera como menor de 18 años.
  • Tutor legal.
  • Albacea.
  • Administrador.

Los cobradores también se pueden comunicar con cualquier otra persona autorizada para pagar deudas con los activos de la herencia de la persona fallecida. Los cobradores de deudas no pueden hablar sobre las deudas de una persona fallecida con nadie más.

¿De qué puede hablar un cobrador de deudas si se comunica con un familiar u otra persona relacionada con un fallecido?

Los cobradores pueden comunicarse con otros familiares o personas relacionadas con el fallecido (que no están autorizados para pagar las deudas con el dinero de la sucesión) para obtener el nombre, el domicilio y el número de teléfono del cónyuge, albacea o administrador de la persona fallecida u otra persona autorizada a pagar las deudas del difunto. Por lo general, los cobradores pueden comunicarse con estos familiares u otras personas solamente una vez para obtener esta información, pero no pueden hablar sobre los detalles de la deuda.

Los cobradores pueden volver a comunicarse para obtener información actualizada, o si el familiar o alguna de las otras personas le dio información incorrecta o incompleta al cobrador. Pero incluso en ese caso, los cobradores tampoco pueden hablar sobre la deuda.

Si estoy autorizado a pagar las deudas de una persona fallecida, ¿puedo hacer algo para que un cobrador de deudas deje de llamarme acerca de la deuda?

Sí, la ley dice que usted puede pedirle a una compañía de cobranzas que deje de comunicarse con usted. A tal fin, envíele una carta al cobrador indicando que no desea que se vuelva a comunicar con usted. No es suficiente con una llamada telefónica. Dígale al cobrador que usted no desea que vuelva a establecer contacto. Haga una copia de su carta para sus registros, envíe el original por correo certificado y pague por un “acuse de recibo” para poder documentar la fecha en la cual el cobrador recibió la carta.

Una vez que la compañía de cobranzas haya recibido su carta, únicamente puede volver a comunicarse con usted por alguno de los dos siguientes motivos:

  • Para confirmar que dejará de comunicarse con usted de ahora en adelante.
  • Para informarle que tiene planes de tomar una acción específica, por ejemplo, una demanda judicial.

Pero, aunque logre que los cobradores de deudas dejen de comunicarse con usted, la deuda no desaparece. Los cobradores aún pueden tratar de cobrarle la deuda a la sucesión o a cualquier otra persona que se encuadre dentro de una de las categorías listadas anteriormente.

¿Dónde puedo encontrar más información sobre la cobranza de deudas y mis derechos?

Lea estas Preguntas frecuentes sobre la cobranza de deudas.

Reporte los problemas

¿Qué otra cosa debería hacer si creo que un cobrador de deudas está infringiendo la ley?

Reporte cualquier problema que tenga con un cobrador de deudas ante:

Varios estados tienen su propia legislación sobre la cobranza de deudas que es diferente a la ley federal. En la oficina de su fiscal general estatal pueden ayudarlo a comprender sus derechos conforme a su ley estatal.