Pasar al contenido principal
¿Quiere comprar un carro? Aparte de pagarlo en efectivo, tiene otras opciones. Ya sea que financie la compra de su carro o lo adquiera bajo la modalidad de leasing, a continuación se describen algunas cosas a tener en cuenta.

Antes de comprar o adquirir un carro en la modalidad de leasing

  • Consiga una copia de su informe de crédito antes de visitar el concesionario. Visite AnnualCreditReport.com o llame al 1-877-322-8228 para obtener una copia gratuita. Su informe de crédito contiene información que afecta sus posibilidades de obtener un préstamo, y cuánto tendrá que pagar de intereses para tomar dinero prestado.
  • Antes de visitar el local del concesionario y antes de hablar sobre la financiación, consiga el precio “llave en mano” por escrito del carro que le interesa. Eso significa que le tiene que pedir al concesionario que le envíe el precio total del carro, sin calcular la financiación, incluidos los cargos e impuestos. Tener esta información por escrito antes de ir al local del concesionario le puede ser útil para comparar otros ofrecimientos de otros concesionarios equiparando manzanas con manzanas y para detectar más fácilmente cargos extra y adicionales que el concesionario pudiera agregarle a su trato, además lo puede ayudar a concentrar su atención en el costo total (no sólo en el pago mensual).
  • Sepa cuál es el costo total, no se fije únicamente en el pago mensual. Los ofrecimientos con cuotas mensuales bajas pueden ser tentadores, pero no se concentre únicamente en sus pagos mensuales. Por ejemplo, los préstamos con cuotas mensuales más bajas suelen tener términos más largos y tasas de interés más altas, y eso aumentará considerablemente su costo total. Cuando haga el cálculo de cuánto puede pagar, use como guía la planilla para Hacer un presupuesto para asegurarse de tener ingresos suficientes para cubrir sus gastos mensuales y hacer frente a la cuota de su carro.
  • Primero considere ahorrar para el pago inicial. El pago inicial reduce la cantidad de dinero que tiene que financiar o calcular en el acuerdo de leasing. Eso reducirá los costos totales de la financiación o del acuerdo de leasing.
  • Pregunte si necesitará a un firmante conjunto. Si no tiene un historial de crédito sólido, es posible que necesite un firmante conjunto para el contrato de financiación o el acuerdo de leasing. Los firmantes conjuntos asumen la misma responsabilidad con respecto al contrato. Si usted no puede pagar lo que debe, su firmante conjunto tendrá que hacerlo. Cualquier pago atrasado perjudicará su crédito y el de su firmante conjunto.

Cómo calcular el valor de canje de su carro

  • Averigüe el valor de canje de su carro viejo. Consulte las guías de la Asociación Nacional de Concesionarios de Automóviles (NADA) y el Libro Azul de Edmunds y Kelley. Esta información podría ayudarle a obtener un mejor precio del concesionario.
  • Espere a hablar sobre la posibilidad de entregar su vehículo en parte de pago hasta después de haber negociado el mejor precio posible por su carro nuevo. Le conviene estar seguro de que el concesionario no le va a ajustar el precio de venta del carro para compensar una oferta generosa por el canje de su carro usado en parte de pago.
  • Averigüe cuánto debe. Si aún debe dinero por su carro, es posible que la entrega de su carro usado en parte de pago en una operación de canje no sea de mucha ayuda. Si debe más de lo que vale el carro, se dice que tiene un valor neto negativo. Si quiere entregar el carro como parte de pago, pregunte qué efecto tendrá el valor neto negativo en su nueva financiación o acuerdo de leasing. Por ejemplo, esto podría incrementar el monto que está tomando en préstamo, la duración de su acuerdo de financiación o el monto de su pago mensual.

Cómo financiar un carro

Tiene dos opciones de financiación: un préstamo directo o la financiación del concesionario.

Préstamo directo: significa que está tomando un préstamo en un banco, compañía financiera o en una cooperativa de crédito. Cuando toma un préstamo, usted acepta a pagar el monto financiado, más un cargo por la financiación, durante un período de tiempo determinado. Una vez que está listo para comprarle un carro a un concesionario, usted usa este préstamo para pagarlo.

Con un préstamo, usted puede:

  • Obtener los términos del crédito con anticipación. Si consigue una preaprobación para la financiación antes de comprar un carro, estará al tanto de los términos, incluida la tasa de interés anual (APR), la duración del préstamo (la cantidad de meses) y el monto máximo que puede tomar en préstamo. Use esta información para negociar con el concesionario. La tasa APR es el costo del crédito en términos de una base anual. Esta tasa depende de varios factores, incluyendo su calificación de crédito, el monto de su préstamo, la tasa de interés y los costos que le están aplicando por el crédito y la duración de su préstamo.
  • Comparación entre distintos concesionarios. Con una preaprobación en mano le resultará más fácil pedirles a los concesionarios que le entreguen los precios “llave en mano” por escrito de los carros en los que está interesado, y eso le permitirá negociar el precio y la financiación más conveniente sin tener que perder tiempo en los locales de distintos concesionarios.

Financiación del concesionario: significa que está solicitando la financiación a través del concesionario. Usted y el concesionario celebran un contrato que establece que usted compra un carro y acepta pagar, durante un período de tiempo, el monto financiado más un cargo de financiación. Habitualmente, el concesionario le vende el contrato a un banco, a una compañía financiera o a una cooperativa de crédito que se ocupará de administrar la cuenta y cobrar los pagos.

La financiación del concesionario le puede ofrecer:

  • Múltiples opciones de financiación. Como el concesionario puede tener relación con una gran variedad de bancos y compañías financieras, usted podría acceder a una amplia variedad de opciones de financiación. Pero tenga presente que, por lo general, el concesionario obtiene una ganancia por la financiación y quizás no siempre le ofrezca el trato más conveniente para usted.
  • Programas especiales. Los concesionarios a veces ofrecen programas de incentivos o programas de tasas bajas patrocinadas por el fabricante. Estos programas pueden estar limitados a determinados carros o tener requisitos especiales, como un pago inicial más alto o una duración del contrato más corta. Estos programas también podrían requerir una calificación de crédito alta. Averigüe si cumple los requisitos.

Busque el mejor acuerdo de financiación

Compare los ofrecimientos de financiación de varios otorgantes de crédito y del concesionario. Recuerde que no se tiene que centrar únicamente en el pago mensual ya que el monto total que termine pagando dependerá del precio negociado del carro, la APR y la duración del préstamo.

Muchos otorgantes de crédito ofrecen préstamos a largo plazo, como de 72 u 84 meses. Aunque estos préstamos pueden disminuir sus pagos mensuales, podrían tener intereses altos. Y cuanto más largo sea el período del préstamo, más costoso será el préstamo en general. Los carros pierden valor rápidamente una vez que salen del concesionario; así que, con una financiación a largo plazo, es posible que termine debiendo más de lo que vale el carro.

Algunos concesionarios o prestadores pueden pedirle que compre un seguro de crédito que cubrirá el saldo impago en caso de su fallecimiento o si sufre una discapacidad. Antes de comprarlo, considere el costo y si vale o no la pena. Revise sus pólizas de seguro existentes para evitar tener beneficios duplicados. La ley federal no establece la obligatoriedad del seguro de crédito. De hecho, la ley prohíbe que un prestador incluya engañosamente un seguro de crédito en su préstamo sin su conocimiento o permiso. Si su concesionario le exige que compre un seguro de crédito para financiar su carro, debe estar incluido en la APR. 

Asegúrese de hacerle preguntas al concesionario sobre lo siguiente:

  • Los adicionales o complementos. Los adicionales no son gratis. Son extras que compra y financia junto con el carro. Algunos de los adicionales más comunes son la brecha de cobertura de las pólizas, el grabado de los cristales de las ventanillas y las garantías extendidas y los contratos de servicio. [Link to revised article.] No hay ningún problema si dice no a los adicionales y pregunta el precio. No es correcto que los concesionarios le agreguen adicionales a su ofrecimiento o que le mientan al respecto. Sepa exactamente lo que está comprando y protéjase. Pídale al concesionario que haga una lista con los precios de todos los adicionales que le proponga antes de que usted visite el local del concesionario. Si financia la compra, le conviene saber cuánto le costará cada adicional a lo largo del término del préstamo. Pregunte si se aplican limitaciones o condiciones sobre los adicionales. Tal vez no cubran lo que usted esperaba. Si es algo que no quiere o no necesita, diga que no.
  • Incentivos otorgados por el fabricante. Su concesionario puede ofrecerle incentivos del fabricante, como tasas de financiación más bajas o reintegro de dinero en algunas marcas o modelos. Asegúrese de preguntarle a su concesionario si hay alguna oferta especial de financiación disponible para el modelo de carro que le interesa comprar. Por lo general, estas tasas con descuento no son negociables y pueden estar limitadas por su historial de crédito. Pídale al concesionario que le dé las respuestas por escrito.
  • Rebajas, descuentos o precios especiales. Pregunte con antelación si cumple con los requisitos para acceder a las ofertas disponibles. Los concesionarios que ofrecen rebajas, descuentos o precios especiales deben explicar con claridad cuáles son los requisitos para acceder a estos incentivos. Fíjese atentamente si se aplican restricciones. Por ejemplo, para acceder a estas ofertas a veces tiene que ser un graduado universitario reciente o miembro del servicio militar, o podrían aplicarse únicamente a carros específicos. No debe dar por supuesto que las rebajas ya están incluidas en el precio o los términos que le ofrecieron. Recuerde que le conviene que le respondan sus preguntas por escrito.
  • Su tasa porcentual anual (APR). Usted puede negociar la APR y los términos de pago con el concesionario de la misma manera que negocia el precio del carro. La APR que negocia con el concesionario suele incluir un monto que compensa al concesionario por ocuparse de la financiación. Las negociaciones pueden llevarse a cabo antes o después de que el concesionario acepte y procese su solicitud de crédito.

Haga preguntas sobre los términos del contrato antes de firmarlo. Por ejemplo, antes de retirarse del local del concesionario conduciendo el carro pregunte ¿los términos del contrato son definitivos y están totalmente aprobados? ¿El precio que figura en su contrato corresponde al precio que el concesionario le mandó por anticipado? Y si el concesionario le dice que sigue trabajando en la aprobación, significa que el acuerdo todavía no es definitivo. Considere esperar a firmar el contrato, y quedarse con su carro actual, hasta que la financiación esté completamente aprobada.

Cómo adquirir un carro en la modalidad de leasing

Cuando adquiere un carro en la modalidad de leasing, usted paga por el derecho a usarlo durante una cantidad de millas y meses acordados en el contrato.

Conozca la diferencia entre el leasing y la compra. Los pagos mensuales del leasing suelen ser inferiores a los pagos mensuales de financiación si usted comprara el mismo carro. Con el leasing, está pagando el derecho de conducir el carro, no paga para comprarlo. Eso significa que pagará por la depreciación prevista del carro, o pérdida de valor, durante el período del leasing, más un cargo de alquiler, impuestos y otros cargos. A menos que el acuerdo de leasing le permita comprar el carro, al final del acuerdo tendrá que devolverlo.

Para determinar si un leasing se adapta a su situación, haga lo siguiente:

  • Considere cuántas millas conduce. El límite anual de millas en los contratos estándar de leasing es de hasta 15,000. Puede negociar un límite mayor, pero esto suele aumentar el valor del pago mensual. Esto sucede porque habrá una mayor depreciación del carro durante el período de duración del leasing. Si sobrepasa el límite anual de millas, es probable que le cobren cargos adicionales cuando devuelva el carro.
  • Tenga en cuenta todos los términos del leasing. Cuando adquiere un carro mediante leasing, usted es responsable por el desgaste y daño excesivo y por cualquier equipo faltante. También tiene que realizar el mantenimiento del carro de acuerdo a las recomendaciones del fabricante, y mantener un seguro que cumpla con los estándares de la compañía que ofrece el leasing. Si usted finaliza el acuerdo de leasing antes de tiempo, es posible que tenga que pagar un cargo de terminación temprana considerable.

Al momento de firmar los papeles

Revise los términos antes de firmar el contrato de compra y financiación. No se deje apurar. Pídale al vendedor que vaya más lento, especialmente si avanza muy rápido y usa un proceso electrónico como un iPad o tableta para mostrarle el contrato. Dígale que quiere ver los términos claramente antes de aceptarlos, especialmente todos los cargos y demás costos incluidos en el trato, así podrá estar seguro de que el concesionario no le incluya ningún cargo por algún elemento extra que usted no desea. Compare atentamente lo que ve al momento de firmar el contrato con la información que el concesionario le envió por adelantado.

No salga del concesionario sin una copia firmada del contrato de crédito o del acuerdo de leasing debidamente completado. Asegúrese de que el acuerdo sea definitivo antes de irse con su carro nuevo (o al menos nuevo para usted). Si lo llaman para que vuelva al concesionario porque la financiación no era definitiva o porque no fue aprobada, revise cuidadosamente cualquier cambio o documento nuevo que le pidan que firme. Considere si quiere seguir adelante.

  • Si no quiere aceptar el contrato nuevo, dígale al concesionario que quiere cancelar el acuerdo y pida que le devuelvan el pago inicial y el carro que entregó en canje como parte de pago. Asegúrese de que la solicitud y el contrato queden cancelados. Obtenga una confirmación escrita donde conste que la solicitud y el contrato quedaron cancelados. Si una compañía financiera hizo los arreglos del préstamo, llame a esa compañía financiera para confirmarlo. Guarde copias de toda la papelería.
  • Si acepta un acuerdo nuevo, asegúrese de tener una copia de todos los documentos.

Después de obtener el carro

Si financió el carro, debe comprender lo siguiente:

  • El acreedor tiene un gravamen sobre el título del carro (y en algunos casos conserva el título propiamente dicho) hasta que usted haya pagado la totalidad del contrato.
  • Los pagos atrasados o impagos pueden tener consecuencias graves: cargos por mora, recupero y datos negativos en su informe de crédito que pueden dificultar sus probabilidades de conseguir crédito en el futuro. Algunos concesionarios pueden poner dispositivos de rastreo en su carro para poder encontrarlo en caso de que deban recuperarlo. Pregúntele al concesionario si tiene planes de colocar un dispositivo en su carro como parte de la venta, para qué se utilizará el dispositivo y qué debe hacer si el dispositivo activa una alarma.

Para más información

Aprenda más sobre cómo comprar y mantener un carro en ftc.gov/carros.