Pasar al contenido principal
Share this page

Funcionan de la siguiente manera:

Recibes una llamada, un correo electrónico o un mensaje de texto de alguien que dice ser de la Administración del Seguro Social o de Medicare. Te dicen algo alarmante, por ejemplo, que tu número de Seguro Social ha sido suspendido. O tal vez que te estás perdiendo un beneficio del gobierno. Para solucionar el problema, dicen que debes pagar, darles tu información personal o poner tu dinero en tarjetas de regalo y leerles los números del PIN.

La persona que llama puede saber parte de tu número de Seguro Social. Y tu identificador de llamadas puede mostrar un código de área de Washington, DC. ¿Pero es la llamada realmente del gobierno?

No. El gobierno no llama a la gente de la nada con amenazas o promesas de dinero. Los identificadores de llamadas pueden ser falsos, así que si no estás seguro, comunícate con la agencia a un número de teléfono que sepas que es verdadero (no al número del que te llamaron).

Esto es lo que tienes que hacer:

1. Pisa el freno. No envíes dinero a nadie que te llama, envía correos electrónicos o mensajes de texto y dice que es del gobierno. No les envíes dinero en efectivo ni les pagues con tarjetas de regalo, transferencias bancarias o criptomonedas. El gobierno no exige pagos de esa manera, y tú no recuperarás tu dinero. Si deseas comunicarte con una agencia gubernamental, busca su información de contacto en USA.gov.

2. Pásale esta información a un amigo. Tal vez tú no hayas recibido uno de estos mensajes, pero es probable que conozcas a alguien que sí los recibió.

¿Quieres saber más?

Suscríbete para recibir Alertas para consumidores en ftc.gov/AlertasDeConsumidor.