Pasar al contenido principal
Share this page

Este video resalta las estafas comunes de envíos de dinero y explica lo que pasa cuando alguien cae en una de estas estafas.

Transcript

Por fin Lisa se ganó la lotería. La persona que la llamó le dijo, “¡Se ganó unos cuantos millones! Ahora sólo tiene que enviar $400 para cubrir los impuestos.”

Eduardo vendió su cámara en internet. Pero el comprador le envió un cheque por un monto superior al precio de venta. Le pidió a Eduardo que le hiciera una transferencia del dinero extra.

Enrique encontró la casa perfecta en un listado de alquileres. La dueña le dijo que le enviara el depósito, y que ella le enviaría las llaves de la casa.

El nieto de Anita la llamó para decirle que le habían robado la billetera en Londres. Le suplicó que le enviara dinero – pero que no le dijera nada a su mamá.

¿Y qué pasó después?

Pues bien, Lisa envió $400 para cobrar su premio de la lotería, pero nunca recibió sus ganancias. Ella perdió $400.

Eduardo llamó a su banco. Le dijeron que era probable que el cheque fuera falso – y tuvieron razón. Eduardo no depositó el cheque. No envió el dinero de vuelta y le vendió su cámara a otra persona.

Enrique envió el depósito de su casa perfecta. Nunca recibió las llaves. Y cuando fue a la casa, el dueño le dijo que no estaba en alquiler.

Enrique perdió su depósito. Anita llamó a su hija. Su nieto estaba en la universidad a 50 millas de su casa – no en Londres. Y no era la persona que la había llamado.

Tanto Eduardo como Anita sabían que antes de enviar dinero tenían que investigar. Lisa y Enrique aprendieron que en el futuro deberían hacerlo.

Por favor descargue y use nuestros materiales.

Transcript - Files