Pasar al contenido principal

Si tú o alguno de tus conocidos necesita ayuda para lidiar con la adicción a alguna sustancia o droga, es posible que hayan recurrido a compañías que dicen que pueden ponerte en contacto con los programas y servicios de tratamiento apropiados. Steven Doumar y su compañía, R360 LLC, declararon en sus publicidades que eso era exactamente lo que hacían. Prometieron poner en contacto a las personas según sus necesidades individuales con los centros de tratamiento con ética profesional y de alta calidad adecuados que habían sido seleccionados especialmente para formar parte de la red R360 Network por un intervencionista reconocido a nivel nacional. Pero según la FTC, a las personas que llamaron a R360 Network las pusieron en contacto con centros de tratamiento que habían sido seleccionados por alguien sin ninguna experiencia en adicciones o tratamientos para las adicciones y en base a muy poca investigación y evaluación.

Y además, a la gente que llamaba a R360 no se la evaluaba para determinar sus necesidades individuales. A las personas que llamaban tampoco se les daba la oportunidad de decir las características del tipo de tratamiento que preferían, por ejemplo, si deseaban un tratamiento residencial o ambulatorio, una desintoxicación bajo supervisión médica, si estaban dispuestos a viajar fuera de sus comunidades o estados de residencia para recibir el tratamiento o si necesitaban un centro de tratamiento que aceptara Medicaid, antes de transferirlas directamente a un miembro de R360 Network.

En su demanda contra Doumar y R360, la FTC alega que estas acciones infringen la ley que previene el fraude en los tratamientos de recuperación para la adicción a las sustancias opioides llamada Opioid Addiction Recovery Fraud Prevention Act (OARFPA). En su primer caso bajo la nueva ley, la FTC alcanzó un acuerdo con los demandados que incluye un interdicto de carácter permanente. Eso significa que la acción de la FTC cambiará el modo de la operación del negocio hacia el futuro.

Las evaluaciones profesionales, las derivaciones y el tratamiento son elementos cruciales para la recuperación. Es posible que las personas que son referidas erróneamente a un centro de tratamiento que no satisface sus necesidades únicas no se inscriban en el programa de tratamiento, se inscriban pero no completen el tratamiento o crean que no hay centros de tratamiento que satisfagan sus necesidades; todo lo cual puede causar que las personas con trastornos de consumo de sustancias no busquen o no reciban tratamiento en el futuro.

Si tú o alguno de tus conocidos está buscando un tratamiento:

  • El primer paso es llamar a la línea nacional de asistencia de la Administración de Servicios para el Abusos de Sustancias y Salud Mental (SAMHSA): 1-800-662-HELP (4357). Allí obtendrás ayuda hablando con una persona de este servicio gratuito y confidencial de derivación e información sobre tratamientos que está disponible todos los días del año durante las 24 horas del día (en inglés y en español) para aquellas personas y familias que enfrentan trastornos de consumo de sustancias.

Por favor, comparte esta información.

Topics

0 Comments