Pasar al contenido principal

¿Te preocupa no poder pagar la próxima cuota de tu carro debido a que perdiste tu trabajo o ingreso por causa del coronavirus? ¿O ya estás atrasado con tus pagos? No estás solo. Esto es lo que puedes hacer:

  • Comunícate ya con tu prestador. Algunos bancos, cooperativas de crédito y compañías de financiación de carros están permitiendo que la gente pague con retraso o renogocie sus programas de pago. Si tu prestador acepta algún cambio, asegúrate que ponga los cambios por escrito para más adelante.
  • Averigua cuáles son tus derechos en tu estado. Consulta en la oficina del Fiscal General de tu estado o en tu agencia local de protección del consumidor. Los estados tienen sus propias reglas con respecto a los procedimientos de recupero de carros y lo que sucede después. Si los prestadores infringen las reglas, podrían perder otros derechos sobre ti o podrían tener que pagarte un resarcimiento por daños.
  •  Fíjate si puedes refinanciar tu préstamo. Esto tiene sentido si es más factible que puedas efectuar los pagos de tu carro con una tasa de interés más baja o un plazo más extenso. Sólo asegúrate de hacer la refinanciación con un prestador o compañía confiable. Dependiendo del valor de tu carro y cuánto adeudes, también podrías analizar si te conviene venderlo o canjearlo por un carro más barato antes de incumplir un pago.
  • No hagas nada. Aunque te hayas salteado un pago, no tengas miedo de hablar con tu prestador para averiguar tus opciones. Si incumples los pagos, te podrían cobrar mucho más en concepto de cargos y esto podría perjudicar tu crédito. Hay varios prestadores que han comenzado a renunciar voluntariamente al recupero de carros durante la pandemia, pero aún así, si te atrasas con los pagos, tu prestador igual podría recuperar tu carro — a veces, sin advertencia.

Si te incautan el carro, consulta las leyes de tu estado para ver cuáles son tus opciones para recomprarlo o recuperar las pertenencias personales que hubieras dejado en el carro.

Es posible que sigas debiendo dinero después de la recuperación del carro. Podrías quedarte enganchado por cualquier “déficit o faltante”, que es la diferencia que surja entre el precio de venta de tu carro y el monto que aún adeudes, más cualquier otro cargo relacionado con la recupero. En la mayoría de los estados, tu prestador tiene permitido demandarte por ese monto. Un abogado puede informarte si tienes fundamentos para objetar una sentencia por la diferencia impaga.

Lo más importante a tener en cuenta es que tú podrías tener más opciones de las que crees, así que no te demores en hablar con tu prestador. Cuanto antes lo hagas, más probabilidades tendrás de resolver el tema.

Para más información, lee el artículo de la FTC sobre Recupero de vehículos y este artículo del blog del CFPB.

Search Terms

Dejar un comentario es su elección. Para dejar un comentario, tiene que crear un nombre de usuario. De no ser así, no podemos publicar su comentario. La ley Federal Trade Commission Act autoriza la recolección de esta información con el fin de monitorear comentarios al blog. Los comentarios y los nombres de usuarios formaran parte del sistema de la FTC de registros públicos, los nombres de usuarios también formaran parte del sistema de la FTC de registros de usuario de computadora.

Puede que usemos rutinariamente dichos registros cómo se describe en el sistema de avisos publicados. Para más detalles sobre qué hace la FTC con la información personal que recolectamos, por favor lea nuestra política de privacidad.

El propósito de este blog y su sección de comentarios es informar a los lectores acerca de la actividad de la Comisión Federal de Comercio (FTC) y compartir información con los lectores para ayudarlos a evitar, reportar y recuperarse del fraude, las estafas y las malas prácticas comerciales. Valoramos sus opiniones, ideas e inquietudes y alentamos los comentarios. Pero tenga presente que este es un blog que está bajo moderación. Revisamos todos los comentarios antes de publicarlos y no publicaremos comentarios que no cumplan con nuestra política de comentarios. Esperamos que los comentaristas traten a los redactores del blog y entre sí con respeto.

  • No publicaremos comentarios fuera de tema, comentarios idénticos y repetidos, ni ningún comentario que incluya promociones de venta.
  • No publicaremos comentarios que incluyan mensajes vulgares, ataques personales que mencionen nombres, o términos ofensivos dirigidos contra personas o grupos específicos.
  • No publicaremos amenazas, declaraciones difamatorias, ni sugerencias que alienten actividades ilegales.
  • No publicaremos comentarios que incluyan información personal, como números de Seguro Social, números de cuentas, domicilios residenciales y de email. Para presentar un reporte detallado sobre una estafa, visite ReporteFraude.ftc.gov.

No editamos los comentarios para eliminar el contenido objetable, así que asegúrese de que su comentario no contenga ninguno de los contenidos mencionados anteriormente. Los comentarios publicados en este blog pasarán a ser de dominio público. Para proteger su privacidad y la de otras personas, por favor, no incluya información personal. Las opiniones de los comentarios publicados en este blog pertenecen exclusivamente a los individuos que las expresan. No pertenecen a la Comisión Federal de Comercio (FTC) ni representan sus puntos de vista.