Pasar al contenido principal

Usualmente, cuando yo pago con un cheque, lo escribo y lo firmo, o le doy instrucciones a mi banco para que lo envíe en mi nombre. ¿Pero qué pasa si me debitan un cheque de mi cuenta pero yo no lo escribí, ni lo firmé, ni tampoco le dije a mi banco que lo enviara? Eso puede suceder cuando alguien tiene el número de tu cuenta bancaria: pueden usar tu número para crear un cheque que extrae dinero de tu cuenta. Ahora bien, si tú ya aceptaste los cargos, no hay problema. ¿Pero qué pasa cuando no los aceptaste? Eso significa que este cheque es parte de una estafa – que es justamente lo que la FTC dice que sucedió en un caso anunciado hoy.

La FTC demandó a varias compañías e individuos por la presunta extracción de millones de dólares de las cuentas bancarias de la gente usando cheques creados de manera remota – sin la debida autorización de los titulares de las cuentas. Los demandados establecieron y usaron sitios web y efectuaron llamadas de telemercadeo para ofrecer préstamos de corto plazo y adelantos de dinero en efectivo a personas con mala calificación de crédito. Para poder acceder a ese dinero, la gente dio la información de sus cuentas bancarias. Pero la FTC dice que en realidad, los demandados inscribieron a la gente en clubes de descuentos en internet – y les cobraron cargos por la membresía. La gente no había aceptado eso y estos cargos solo empeoraron aún más su situación. La FTC dice que cuando las personas se quejaron a la compañía, los demandados les mintieron para generar confusión y hacerles creer que en verdad habían aprobado esos cargos.

Tres cosas que puedes hacer para ser más listo que los estafadores:

  1. Pisa el freno antes de ingresar la información de tu cuenta en un sitio web. Pregúntate: ¿con quién estoy tratando exactamente? ¿Puedo confiar en ellos? ¿Qué harán con mi información? La gente deshonesta pueden usar la información de tu tarjeta de crédito o cuenta bancaria para extraer dinero, o pueden vender la información a otras personas que harán lo mismo.
  2. Revisa atentamente el resumen de tu cuenta bancaria y de tu tarjeta de crédito. Fíjate si aparecen cargos que no reconoces, que no recuerdas haber aceptado o que no autorizaste – especialmente si solicitaste un préstamo o un crédito recientemente.
  3. Si detectas un cheque o cargo que no reconoces, infórmaselo inmediatamente a tu banco o compañía de tarjeta de crédito. Si el cargo no autorizado es parte de una estafa y se lo informas a tu banco y a la FTC, podrías ayudar a frenar a los estafadores.

Dejar un comentario es su elección. Para dejar un comentario, tiene que crear un nombre de usuario. De no ser así, no podemos publicar su comentario. La ley Federal Trade Commission Act autoriza la recolección de esta información con el fin de monitorear comentarios al blog. Los comentarios y los nombres de usuarios formaran parte del sistema de la FTC de registros públicos, los nombres de usuarios también formaran parte del sistema de la FTC de registros de usuario de computadora.

Puede que usemos rutinariamente dichos registros cómo se describe en el sistema de avisos publicados. Para más detalles sobre qué hace la FTC con la información personal que recolectamos, por favor lea nuestra política de privacidad.

El propósito de este blog y su sección de comentarios es informar a los lectores acerca de la actividad de la Comisión Federal de Comercio (FTC) y compartir información con los lectores para ayudarlos a evitar, reportar y recuperarse del fraude, las estafas y las malas prácticas comerciales. Valoramos sus opiniones, ideas e inquietudes y alentamos los comentarios. Pero tenga presente que este es un blog que está bajo moderación. Revisamos todos los comentarios antes de publicarlos y no publicaremos comentarios que no cumplan con nuestra política de comentarios. Esperamos que los comentaristas traten a los redactores del blog y entre sí con respeto.

  • No publicaremos comentarios fuera de tema, comentarios idénticos y repetidos, ni ningún comentario que incluya promociones de venta.
  • No publicaremos comentarios que incluyan mensajes vulgares, ataques personales que mencionen nombres, o términos ofensivos dirigidos contra personas o grupos específicos.
  • No publicaremos amenazas, declaraciones difamatorias, ni sugerencias que alienten actividades ilegales.
  • No publicaremos comentarios que incluyan información personal, como números de Seguro Social, números de cuentas, domicilios residenciales y de email. Para presentar un reporte detallado sobre una estafa, visite ReporteFraude.ftc.gov.

No editamos los comentarios para eliminar el contenido objetable, así que asegúrese de que su comentario no contenga ninguno de los contenidos mencionados anteriormente. Los comentarios publicados en este blog pasarán a ser de dominio público. Para proteger su privacidad y la de otras personas, por favor, no incluya información personal. Las opiniones de los comentarios publicados en este blog pertenecen exclusivamente a los individuos que las expresan. No pertenecen a la Comisión Federal de Comercio (FTC) ni representan sus puntos de vista.