Pasar al contenido principal

Recibir una llamada de parte de un cobrador de deudas puede ser estresante. Pero cuando la persona que te llama usa mentiras, insultos y amenazas para tratar de que pagues puede ser algo absolutamente aterrador. En un caso anunciado hoy, la FTC dice que una operación de cobranza de deudas con base en Charlotte, NC se presentó falsamente como una firma de abogados. En verdad, los responsables de esta operación no tenían ninguna autoridad para cobrar deudas.

La FTC dice que los “cobradores” usaron una variedad de nombres para hacerle creer a la gente que estaban tratando con una firma legal. Los impostores le dijeron a la gente que estaban en mora con un préstamo de día de pago u otra deuda y la amenazaron con arrestos, condenas a prisión o con demandas a menos que pagaran por teléfono con una tarjeta de crédito o débito.

Algunas veces, los impostores ya tenían alguna información personal cuando efectuaban las llamadas, como el número de Seguro Social y cuenta bancaria o nombres de familiares de la persona a la que llamaban. Estos operadores usaron esta información para convencer a la gente de que las llamadas eran legítimas.

La FTC dice que en verdad, los demandados presionaron a las personas para que pagaran deudas que no debían.

No te pueden arrestar por no pagar tus facturas. Si un cobrador de deudas te llama para reclamarte una deuda, antes de pagarle nada pídele que te envíe un aviso de validación que diga cuánto dinero debes, a quién se lo debes y qué tienes que hacer si piensas que no debes ese dinero. Por ley, los cobradores de deudas tienen que enviarte un aviso de validación por escrito dentro de los cinco días posteriores a la fecha en que se comunicaron contigo por primera vez. Si no lo hacen, considéralo como una bandera roja de alerta.

Las quejas por cobranza de deudas representan casi un tercio de las quejas de los consumidores ante la FTC. Si tú o alguno de tus conocidos ha recibido una llamadas sospechosa sobre cobranza de deudas, repórtala a la FTC. Con tu ayuda estamos encontrando a los malhechores y los estamos sacando de circulación.

Dejar un comentario es su elección. Para dejar un comentario, tiene que crear un nombre de usuario. De no ser así, no podemos publicar su comentario. La ley Federal Trade Commission Act autoriza la recolección de esta información con el fin de monitorear comentarios al blog. Los comentarios y los nombres de usuarios formaran parte del sistema de la FTC de registros públicos, los nombres de usuarios también formaran parte del sistema de la FTC de registros de usuario de computadora.

Puede que usemos rutinariamente dichos registros cómo se describe en el sistema de avisos publicados. Para más detalles sobre qué hace la FTC con la información personal que recolectamos, por favor lea nuestra política de privacidad.

El propósito de este blog y su sección de comentarios es informar a los lectores acerca de la actividad de la Comisión Federal de Comercio (FTC) y compartir información con los lectores para ayudarlos a evitar, reportar y recuperarse del fraude, las estafas y las malas prácticas comerciales. Valoramos sus opiniones, ideas e inquietudes y alentamos los comentarios. Pero tenga presente que este es un blog que está bajo moderación. Revisamos todos los comentarios antes de publicarlos y no publicaremos comentarios que no cumplan con nuestra política de comentarios. Esperamos que los comentaristas traten a los redactores del blog y entre sí con respeto.

  • No publicaremos comentarios fuera de tema, comentarios idénticos y repetidos, ni ningún comentario que incluya promociones de venta.
  • No publicaremos comentarios que incluyan mensajes vulgares, ataques personales que mencionen nombres, o términos ofensivos dirigidos contra personas o grupos específicos.
  • No publicaremos amenazas, declaraciones difamatorias, ni sugerencias que alienten actividades ilegales.
  • No publicaremos comentarios que incluyan información personal, como números de Seguro Social, números de cuentas, domicilios residenciales y de email. Para presentar un reporte detallado sobre una estafa, visite ReporteFraude.ftc.gov.

No editamos los comentarios para eliminar el contenido objetable, así que asegúrese de que su comentario no contenga ninguno de los contenidos mencionados anteriormente. Los comentarios publicados en este blog pasarán a ser de dominio público. Para proteger su privacidad y la de otras personas, por favor, no incluya información personal. Las opiniones de los comentarios publicados en este blog pertenecen exclusivamente a los individuos que las expresan. No pertenecen a la Comisión Federal de Comercio (FTC) ni representan sus puntos de vista.